Escrito por

Cubre radiadores: una solución con estilo

Hay una gran variedad de cubre radiadores que puedes usar en casa para darle más estilo a tu hogar, aprovechar el espacio o evitar que se vea si no te gusta. Tras hablar anteriormente de las ventajas del suelo radiante, nos hemos propuesto mostrarte cómo decorar utilizar cubre radiadores como una solución con estilo.
Cubre radiadores: una solución con estilo

Cubre radiadores: una solución con estilo

Muchas casas tienen instalados sistemas de calefacción, como los de gas natural o los de calefacción central, con radiadores de distintos tamaños en color blanco. Los radiadores los podéis encontrar en todas las estancias de la casa, algunos quedan bien y otros dan una sensación de frialdad que no gusta, porque no son especialmente bonitos.

Por ello, uno de los aspectos más importantes que tienes que pensares que puedes utilizar un cubre radiador para lo que quieras, convertir un radiador en la oportunidad de ser un espacio más acogedor y práctico.

Todas las fotos que ves en el artículo son cubre radiadores y la verdad es que parecen muebles de diseño, consolas o recibidores pero, la realidad, es que detrás puede estar el radiador.

Tipos de cubre radiadores

Los muebles cubre radiadores los tienes en distintos acabados y tamaños:

  • Los más comunes son los de madera, que los puedes comprar ya hechos o que te los hagan a medida –esto suele ocurrir sobre todo en zonas donde  hay poco espacio como los baños–.
  • Cubre radiadores de aluminio, un excelente transmisor del calor.
  • Cubre radiadores de hierro forjado, que además de dejar que pase el calor se convierte en una opción decorativa impresionante.

Los diseños varían pero, en general, los cubre radiadores llevan rejillas o dejan espacios abiertos para que salga el calor. Hay algunos que en lugar de rejillas llevan un cristal especial que también refleja el calor.

Medidas de cubre radiadores

Hay varias medidas de cubre radiadores la mayoría se adaptan a lo radiadores estándar. Para hacerte una idea, los hay de 90x 80 x 20, ideal para calefacciones de unos 80 cm, los hay más grandes de 100x 80x 20.

Estas dos medidas suelen ser las más comunes, luego puedes encontrar algunos mas grandes o más pequeños, pero aquí cuenta el factor suerte y que en la tienda donde lo compres tengan disponibles, o sino si se pueden hacer a medida bajo pedido.

Otra opción que hay que barajar es la de hacer un cubre radiador a medida tú mismo, que suelen ser de madera. Si eres mañoso/a puedes hacer tu mismo el mueble cubre radiador tomando medidas del hueco y creando una especie de ‘caja de madera’ o armazón al que le acoplas una rejilla metálica. Todos los materiales los encuentras en tiendas de bricolaje, de eta manera puedes tener un cubre radiador que a la vez te sirva de repisa o estante.

Por último, también podrás encontrar multitud de tiendas en internet donde ponen a la venta sus diferentes diseños de cubre radiadores y donde se especifican las medidas, lo que puede convertirse en una opción muy interesante para encontrar fácilmente todo lo que necesitas, sean o no las medidas tradicionales.

Distintos modelos de cubre radiadores

Como os hemos adelantado al principio del artículo, tenéis una gran variedad de cubre radiadores elaborados con diferentes materiales. Aquí, encontramos la primera diferencia base. Después, podréis encontrar todo tipo de diseños, algunos más vintage otros más modernos, con los que decorar vuestra calefacción para que parezca que no está ahí.

Es fundamental pararse a ver diferentes tipos de modelos y escoger aquel que va más con la decoración de vuestro hogar o la decoración de esa estancia concreta. Resulta imprescindible porque éste se mimetizará con la decoración de la estancia, aportando armonía y un detalle estético. Si no, lo que os podéis encontrar es con una especie de mueble que choca, que en lugar de formar parte de la estancia, parece un pegote.

Cubre radiadores: una solución con estilo

Hemos comenzado con un cubre radiador clásico de madera, perfecto para una decoración rústica o de estilo vintage. Un elemento madera en color roble, con rejilla, que permite que salga el calor y que puede combinar de maravilla con otro tipo de mobiliario de madera. A su vez, fijaros en la doble función que ofrece, puesto que podéis colocar sobre él una lámpara, marcos de fotos, jarrones o una planta.

Cubre radiadores: una solución con estilo

Cubre radiador de diseño moderno blanco y negro. El mueble negro puede ser ideal para salones o comedores con estilo minimalista. Fijaros que para romper la uniformidad del negro lleva una pantalla o rejilla en blanco con un diseño vegetal, un estampado sencillo y elegante que incluso podéis combinar con tejidos de cojines para el sofá.

loadInifniteAdd(44636);

Como veis, uno de los puntos más importantes es que el radiador queda oculto tras el mueble y, a su vez, éste nos sirve e de consola o sinfonier donde colocar objetos decorativos.

Cubre radiadores: una solución con estilo

En esta fotografía nos encontramos con otra opción que os puede resultar interesante. Fijaros que los radiadores están junto a la ventana y se ha colocado un cubre radiador de grandes dimensiones que tiene un aporte decorativo sensacional, no sólo porque sea bonito y ni si quiera uno se dé cuenta de que está ahí el sistema de calefacción, sino fijaros cómo han aprovechado para aportar luz al sofá con las lámparas de estilo cobre y aportar un toque natural y vivo con las plantas.

Precios de cubre radiadores

La gama de precios es variada. Los más baratos que puedes encontrar están sobre los 78 euros tipo mueble kit, una amplia gama están entre 150 y 180 €, y luego ya tienes metálicos de forja muy decorativos entre los 300 y 400 €.

Cubre radiadores: una solución con estilo

Cubre radiadores: hazlo tú mismo

Una idea barata y sencilla que además de original es práctica. Se trata de usar paneles de corcho agujereados que puedes encontrar en tiendas de bricolaje. El corcho es un material ignífugo y transpirable, y se puede manejar muy bien. Eso sí, tiene que ir agujereado para que deje pasar bien el calor.

Como siempre, este tipo de cubre radiadores es multifunción ya que sirve para poder colgar cosas del panel, en verano cuando no uses la calefacción puedes colgar notas, papeles o lo que quieras. En invierno, cuando la uses podrás colgar objetos que no absorban el calor, para no quemarte cuando lo cojas. En la parte superior, siempre podrás optar por colocar algún tipo de objeto decorativo que te guste.

Cubre radiadores: una solución con estilo
A su vez, también puedes hacer cubre radiadores de madera como te indicábamos anteriormente, preparando un cajón y después dejando en la parte delantera una especie de rejilla (o lo que a ti te guste) para que pueda salir el calor.

loadInifniteAdd(44637);

También te puede interesar

Estufas-rusas.jpg