Escrito por

Decorando con almohadones

almohadones_pintados

Los almohadones pueden resultar un recurso decorativo muy económico y práctico. Los almohadones son además de útiles, muy versátiles, podemos crear una infinidad de diseños y aportar un colorido estupendo a cualquier habitación o rincón de la casa. Los almohadones, ya sean para colocar en sofás, sillas, sobre la cama o en el piso nos permiten incorporara a nuestra decoracion texturas, formas y coloridos motivos, que podemos adquirir en el mercado o realizar en forma casera, escogiendo las telas adecuadas a nuestro gusto. Respecto a los materiales, estos pueden ser de tela, cuero, pieles, hilos, pero siempre buscamos texturas suaves y acogedoras, pero a la vez resistentes. Los modelos pueden variar desde los clásicos cuadrados hasta los diseños más originales. Un detalle práctico importante es que las fundas o forros de los almohadones tengan una abertura que permita extraer el interior para poder lavarlos, que puede ser mediante un cierre o broches. En cuanto a estética se refiere podemos utilizarlos cómo decíamos para introducir colores a un ambiente, o por el contrario integrarlos a la decoración existente, utilizando telas y colores que combinen por ejemplo con las cortinas, alfombras u otros accesorios. Podemos además realzarlos con una gran variedad de complementos como pueden ser puntillas tejidas, botones, bordados, etc. Además son accesorios que no permiten poder reciclarlos y renovarlos siempre que lo deseemos o sea necesario con costos muy bajos.

Fuente imágen: www.mariamatencio.com

Compártelo!