Cómo crear la piscina cubierta perfecta

Uno de los elementos de decoración más espectaculares cuando hablamos de piscinas exteriores, son las cubiertas de piscina. Sin lugar a dudas, cualquiera de las opciones que os vamos a comentar, dará un resultado tremendamente llamativo, así como funcional puesto que alarga el uso de la piscina durante los días (incluso meses) menos cálidos o […]
BlogDecoraciones.com

Uno de los elementos de decoración más espectaculares cuando hablamos de piscinas exteriores, son las cubiertas de piscina. Sin lugar a dudas, cualquiera de las opciones que os vamos a comentar, dará un resultado tremendamente llamativo, así como funcional puesto que alarga el uso de la piscina durante los días (incluso meses) menos cálidos o ventosos en que ya cuesta más mantener una sensción agradable.

Hemos tomado prestadas las fotos de la web de fabricación de cubiertas para piscinas vegametal e intentaremos daros ideas para embellecer vuestra piscina y jardín.

Tipos de piscinas cubiertas

Aunque también puedes encontrar en el mercado cubiertas para piscina de gran tamaño, en este artículo nos vamos a centrar en las piscinas domésticas, en general, inferiores a 10 metros de largo.

Cubierta plana para piscina

Son las cubiertas más discretas. No suponen ningún elemento disruptivo en el jardín y provocan que la piscina «desaparezca cuando no se le está dando uso».

Estas cubiertas planas suelen discurrir o deslizarse por unos raíles y las hay tanto motorizadas como manuales. Una vez cerradas las cubiertas, el jardín recupera la superficie total que había sin la piscina y puedes disponer elementos decorativos como plantas o funcionales como unas tumbonas sobre este tipo de cubierta.

Cubiertas para piscina altas

En lugares donde el buen disfrute de la piscina (que para muchos frioleros requiere de buena temperatura y poco viento) se ve mermado por muchos días de climatología adversa, la mejor opción son las cubiertas altas donde poder realizar la actividad sin viento y aprovechando el efecto invernadero que produce la cubierta.

Con estos diseños, es interesante incluir elementos naturales en el interior y el exterior (siempre que no interrumpan la funcionalidad) para realzar los elementos metálicos y cristales de estas cubiertas.

Cubiertas para piscina bajas

En el punto medio de las dos opciones anteriores, las cubiertas de piscina bajas (las más habituales hasta hace poco tiempo) cumplen con un aumento de la temperatura del agua y son menos disruptivas decorativamente que las altas, debido a que se elevan mucho menos del suelo, facilitando la vista completa del jardín.

Habitualmente tienen sistemas telescópicos y dan una sensación de gran lujo en los jardines en los que se instalan.

Cómo decorar piscinas cubiertas

Equilibrar elementos naturales y elementos mecánicos

En el equilibrio casi siempre se encuentra la belleza más universal. Rodea los elementos artificiales de más naturaleza. Los grises o negros, de color. Las transparencias de toques llamativos.

Selecciona la altura de cubierta adecuada a tu espacio

En espacios muy pequeños hay que buscar elementos menos llamativos, como las cubiertas planas, para no reducir visualmente el conjunto. En espacios muy amplios, debes disponer de elementos más grandes y vistosos para no dar sensación de vacío.

Plantas y elementos colgantes

Según la funcionalidad, si tienes cubiertas fijas o telescópicas, podrás valorar tener elementos colgantes para modificar la escena desde dentro del agua (en cubiertas elevadas). Es importante comprobar adecuadamente que esto no merma las funcionalidades.

Puedes crear en la cara norte del jardín (orientando las plantas hacia el sur) un jardín vertical que admirar durante el baño.

 

 

 

 

5.00 / 5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar