Escrito por

Casa Dos Muros, decoración rústica

La Casa dos Muros, Pantón en la provincia de Lugo, es el único, ayuntamiento bañado por el río Miño, el Cabe y el Sil. Allí y viendo el inmenso Val de Lemos a sus pies se encuentra la Casa dos Muros, una añeja casa de labranza del siglo XVIII, de la Ribeira Sacra.

Cuqui su dueña se apasionó por el turismo rural y no descansó hasta rescatar esta antigua casa de labranza que se encontraba en estado ruinoso, y la presentó al público en el año 2000, como casa para recibir turistas que desean algo más que descansar o conocer lugares de extraordinaria belleza, participar de tareas rurales o verlas como se realiza.
Cuqui junto con Berni, reciben sobretodo turistas españoles en invierno e ingleses en verano, al estar enclavada en una zona de piedras y la casa sobre una gran piedra le da más encanto y energía al lugar.
Todo ha sido decorado con un estilo rústico, rescatando las cosas antiguas, ruedas de carro, herramientas de trabajo, faroles. Campo y rocas en un entorno distinto con olor a campo, combinando armonía, reposo para disfrutar alejados de las ciudades, lugar donde se puede ver el cielo. La casa tiene un patio interior muy bien decorado con plantas grandes y trepadoras con flores de hermosos colores, grandes barriles, tinas que han sustituido a las macetas para las flores. Se han restaurado las antiguas rejas que dan un aire más señorial, los patios con pisos de piedra pizarra, pero muy cuidadas. Grandes bancos hechos con madera rústicas siguen formando la armonía del lugar, muy bien restaurado el balcón de madera de la casa. Tiene 10 habitaciones y una en suite con hidromasajes, o sea que combinan lo antiguo con lo moderno. Las habitaciones las hicieron donde estaba la cuadra y el antiguo pajar, decoradas en forma rústica pero muy confortables. Un dormitorio fue comprado a un anticuario, las camas han sido restauradas y llevadas a los estilos más antiguos.
Decorados los alrededores con carretas y carros antiguos.

Compártelo!

BlogDecoraciones

Newsletter