Escrito por

La piscina cubierta en invierno

La cubierta de una piscina supone una inversión  para disfrutar mucho más del jardín. Los cubre piscinas, pueden ser de vario modelos, los hay como para la piscina y también los hay para cubrir toda la zona de la piscina y formar un hermoso e higiénico estar.

Cubiertas enrollables, dan seguridad a la piscina para que los niños y las mascotas no sufran accidentes y que estén libres de suciedades. Se pueden poner cada vez que la piscina no está en uso.
Cubrir una piscina con una cobertura de aluminio y policarbonato, sirve para crear un ambiente relajante alrededor de ella y para protegerla. Además aumenta en forma natural 10º la temperatura del agua, y la protege de la suciedad.

Las cubiertas fijas o semifijas, son económicas y tienen la particularidad que se le puede correr una parte cuando se quiera airear la zona o que el sol le de directamente al agua.
Las cubiertas móviles o telescópicas son las más manuables pero también son las más caras. Se colocan sobre rieles y se puede correr la parte que se quiera, también se puede abrir parte del techo mediante módulos. Se pueden hacer según la medida de cada piscina.
Los cobertores son una cobertura baja de 1,4 metro, pero permite usar la piscina, son muy fáciles de manejar, porque están sobre rieles.
Cubiertas con cámara de aire, como un globo, se mantienen por la diferencia de presión entre el interior y el exterior, si esto es eliminado cae y se transforma en una lona. Son muy económicas y no necesitan casi mantenimiento.

La cubierta tipo iglú, es fácil de armar ya que se monta como quién arma una carpa.
¿Quién dijo que en invierno no se puede disfrutar de la piscina?

BlogDecoraciones

Newsletter