¿Cuándo elegir un sofá rinconera o un sofá chaise longue?

Una de las grandes preguntas cuando vamos a comprar un sofá para el salón es si compensa más comprar una chaise longue o una rinconera. En el artículo de hoy vamos a darte algunas razones para una u otra opción con el fin de que te resulte mucho más sencillo hacer tu elección. Hay mucha […]

Una de las grandes preguntas cuando vamos a comprar un sofá para el salón es si compensa más comprar una chaise longue o una rinconera. En el artículo de hoy vamos a darte algunas razones para una u otra opción con el fin de que te resulte mucho más sencillo hacer tu elección.

Hay mucha confusión entre el sofá rinconera y el chaise longue, podría parecer que hablamos de lo mismo solo que con diferentes nombres o en distintos idiomas, pero realmente hacemos referencia a dos tipos de sofás diferentes.

De cuánto espacio dispones

A grandes rasgos, un sofá rinconera ofrece respaldo en todos sus asientos, mientras que el chaise longue no, solo tenéis que fijaros en su brazo más corto y os encontraréis solo con un gran asiento alargado.

Pareciera que es una diferencia sin importancia pero tiene su relevancia en dos sentidos: por una parte, el sofá rinconera va a ser más cómodo si somos muchos en casa o si tenemos invitados que ocupen todos los asientos; por otra parte, a nivel visual el chaise longue es más liviano, parece que ocupa menos espacio y esto se debe a la falta de respaldo en un brazo.

Así que, dependiendo del tamaño de tu salón a nivel visual también será más recomendable escoger uno u otro. ¿Quién querría un salón en el que parezca que está todo apelotonado?

¿Necesitas espacio extra?

Otra de las diferencias entre uno y otro es que hay muchos modelos de chaise longue que cuentan con almacenamiento extra en el brazo corto del mismo, es decir, donde no hay respaldo. Ese espacio extra puede ser una bendición en muchos hogares, pues se pueden guardar las mantas de sofá de invierno, los cojines si sois de los que los cambian según la estación del año o incluso las fundas de los sofás.

Sofá cama

En este caso, no hay diferencias entre uno y otro, tal vez luego en los precios pero no en las posibilidades. Podéis encontrar tanto sofá rinconera como chaise longue con la opción de cama. De nuevo, ésta es una ventaja sensacional para aquellos que no tenéis habitaciones libres en casa pero que os gustaría contar con un espacio extra para dormir por si vienen visitas.

¿Usas el sofá para tumbarte o sentarte?

Seamos francos, hay quien no perdona una siesta diaria en el sofá. Bien es cierto que muchos se echan la siesta sentados pero que también hay quien prefiere tumbarse y descansar estirado. Igualmente, hay quienes prefieren ver las películas sentados y otros tumbados.

Es cierto que con un sofá rinconera también puedes tumbarte pero, como verás, el chaise longue por definición tiene el brazo corto destinado a que puedas tumbarte en una postura recta y ponerte cómodo.

¿Dónde lo vas a colocar?

Dependiendo de cómo sea tu salón será preferible que escojas un chaise longue o un sofá rinconcera. El ejemplo que lo determina todo es que si vas a colocar el brazo corto del sofá bajo una ventana siempre quedará mejor una chaise longue que una rinconera.

Habrá que tener en cuenta la altura de la ventana y de los asientos pero, en medidas generales, la chaise longue quedará estéticamente más bonita y funcional, pues los asientos pueden quedar justos con la ventana o taparla un poco, dificultando poder abrirla.

En este caso, tomad medidas y valoradlo in situ.

Número de asientos

Si sois muchos en casa o sueles tener muchos invitados, el sofá que os puede ofrecer mayor cantidad de número de asientos y que sean confortables es un sofá rinconera sin lugar a dudas. La chaise longue podría ser una opción en cuanto a poder sentarse pero no a hacerlo cómodamente ni a sacarle el mayor partido al espacio en base a este criterio.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar