Cómo limpiar los pomos de las puertas

Constantemente tocamos los pomos de las puertas y eso implica que, poco a poco, se pueden ir desgastando y ensuciando pero ¿cuántas veces los limpias? y ¿sabes cuáles son los mejores productos para este fin? Si eres de las personas que se fijan en los pequeños detalles seguro que ya habrás visto la gran diferencia […]

Constantemente tocamos los pomos de las puertas y eso implica que, poco a poco, se pueden ir desgastando y ensuciando pero ¿cuántas veces los limpias? y ¿sabes cuáles son los mejores productos para este fin?

Como limpiar pomo

Si eres de las personas que se fijan en los pequeños detalles seguro que ya habrás visto la gran diferencia que puede marcar un pomo u otro en una puerta, al igual que no es lo mismo un pomo sucio que un pomo que brilla como el primer día. Si no eres tan observador, solo tienes que ver pomos para puerta en Pomoline y redescubrir cómo puedes renovar tus puertas con muy poco esfuerzo, consiguiendo un espacio completamente diferente con muy poco.

Y es que, lo que muchas veces nos olvidamos, es que más allá de la función práctica que aporta un pomo está su función estética. Por ello, la elección y el mantenimiento del mismo son fundamentales. Te contamos algunos trucos caseros para limpiar los pomos y picaportes:

Vinagre blanco

Si os gustan los productos de limpieza caseros tenéis que poner un par de botellas de vinagre blanco en vuestra vida. Nos cuentan que es tremendamente útil para limpiar los suelos de madera, para desatascar las cañerías, para abrillantar… ¡y también para dejar los pomos como nuevos!

Lo único que tienes que hacer es humedecer un trapo con un poco de vinagre -también puedes humedecerlo con una mezcla de agua y vinagre-, frotas y vas limpiando el picaporte y verás cómo poco a poco se retira toda la suciedad. Para terminar, solo tienes que secarlo con otro trapo seco y ante ti verás que el brillo vuelve a aparecer.

Este ingrediente es ideal para todos aquellos pomos y picaportes que suelen ser dorados o plateados con un acabado en brillo, aunque se puede utilizar en otros materiales.

Pasta casera

Para esos pomos difíciles de limpiar o que veis que se resisten o que no queréis usar vinagre, podéis optar por hacer una pasta utilizando sal no yodada, maicena y zumo de limón. Las cantidades son las mismas para cada ingrediente. Lo mezclas bien y verás que consigues una pasta espesa.

A continuación, tienes dos formas de actuación: Puedes echar sobre un paño limpio y seco un poco de la pasta, o bien puedes echar la pasta directamente sobre el picaporte. Lo hagas como lo hagas, tendrás que frotar a fondo con el paño sobre el picaporte para eliminar cualquier suciedad, incluso la seca.

Después deja que se seque y te sorprenderá ver que el pomo vuelve a estar brillante y limpio.

Agua y jabón neutro

Lo sencillo es mano de santo, ya lo veréis. Otro de los productos estrella para la limpieza de productos delicados, como puede ser un sofá de piel, es el jabón neutro. Haceros con las típicas pastillas de jabón de Lagarto, Chimbo o similares, el jabón de toda la vida.

Humedeces un trapo con agua tibia y después lo frotas sobre la pastilla de jabón para que coja una película del mismo. Frótalo directamente sobre el picaporte para poder ir limpiándolo. Si ves que hay algún pegote o algo que cuesta más salir, puedes utilizar un cepillo de cerdas suaves y frotar directamente sobre la zona con un poco de jabón (habiendo humedecido previamente el cepillo).

Después, solo tienes que utilizar un paño humedecido ligeramente para retirar cualquier resto de jabón. Lo secas y ya tienes tu pomo bien limpio.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar