Escrito por Tendenzias

Un cambio en la cocina

Has pensado cambiar tu cocina, para ello debes pensar primero, que es lo que tengo, que pretendo hacer, con que presupuesto cuento. Lo voy a hacer yo, o voy a contratar a alguien. Para comenzar tengo que hacerme un croquis, como voy a distribuir los elementos. Necesito lápiz, papel, un metro, debo medir centímetro por centímetro el lugar. Otra cosa importante, que papel desempeña mi cocina, es sólo cocina, es también comedor, es el lugar de estar, como la usaban nuestras abuelas. La persona que más está en ella ya sea cocinando, limpiando o haciendo otra cosa, tiene derecho a estar cómoda, informada, etc. Ahora bien, ya anoté lo que tengo, lo que voy a sacar, porque no necesito, y lo que voy a dejar. Después de hacer una distribución mental, voy a los colores, lo que voy a comprar debe combinar con lo que tengo. Ahora debo pensar en el color que voy a darle a las paredes. Cuando todo sigue una armonía le da más belleza, parece más agradable. Las paredes, muebles, electrodomésticos todos dentro de una gama, pueden ser los ocres. Todo del mismo color puede resultar monótono. El espacio es primordial, debo medir muy bien todo, porque unos centímetros me pueden arruinar todo. Lo más importante, lo que más uso, deben estar en un lugar destacado, de fácil acceso. Si es pequeña busca muebles que puedas colgar altos, y otros que sean amplios donde puedas guardar muchas cosas, para que no anden de aquí para allá. Muchas veces las mesas y sillas plegables te pueden solucionar el poco espacio disponible que tienes. No olvides que tu cocina debe verse funcional, pero hermosa, allí pasas muchas horas del día, de allí salen los alimentos para tus seres más queridos. Cuando llegas cansada de la calle, es donde vas enseguida, te tiene que recibir un ambiente agradable, que te distienda, donde te sientas recibida con cariño, y no que sea algo que te aprisione.

Compártelo!

BlogDecoraciones

Newsletter