Escrito por

El color en la decoración

A la hora de hablar de decoración, uno de los factores más importante a tener en cuenta, así como en muchos otros ámbitos es el color.

La sensibilidad desarrollada a partir de la percepción de los colores, es algo que no podemos ignorar a la hora de ambientar nuestros espacios cotidianos. Esta percepción es muy subjetiva y está ligada a multiples factores: sociales, culturales, antropológicos, es por eso que no podemos definir pautas universales estrictas para su utilización, pero si podemos establecer algunos efectos psicologicos y significados asociados a los distintos colores en nuestra cultura. Los colores son un factor determinantes en nuestra sensaciones y estados anímicos, y es con la adecuada utilización de estos efectos cromáticos que podemos crear diferentes ambientes según lo que esperemos generar en cada uno de ellos. Estos a su vez, afectarán otros aspectos no menos importantes, como la luminosidad o la percepción espacial de una habitación.

Existen varias formas de clasificar los colores, pero una de ellas, conforma dos grandes grupos que siempre son imprescindibles tener en cuenta a la hora de decorar: y son las paletas de colores fríos y cálidos.

Los colores cálidos son aquellos que nos remiten a elementos naturales como el sol, la tierra, el barro, el fuego, son capaces de estimular, energizar, potenciar la actividad tanto física como mental, así como de lograr una penetración más intensa y profunda en los tejidos del cuerpo humano. Mientras que los colores fríos son aquellos que provocan un efecto relajante, sedante, sensaciones de calma y tranquilidad. Más adelante anlizaremos más profundamente cada categoría y sus usos de una forma mas práctica.

Fuente imágen: www.sentirmebien.com

Compártelo!

BlogDecoraciones

Newsletter