¿Cómo elegir el pavimento exterior?

Hay tantas opciones en el mercado de pavimento exterior que a veces resulta tremendamente complicado elegir el más idóneo para nuestro hogar. Por ello, en el artículo de hoy, os compartimos una guía sobre las características principales que hay que valorar del pavimento, basada en las recomendaciones de los expertos Tiles Online. Principales características del […]

Hay tantas opciones en el mercado de pavimento exterior que a veces resulta tremendamente complicado elegir el más idóneo para nuestro hogar. Por ello, en el artículo de hoy, os compartimos una guía sobre las características principales que hay que valorar del pavimento, basada en las recomendaciones de los expertos Tiles Online.

Principales características del pavimento exterior

Desde Tiles Online nos instan a que antes de mirar cuáles son todas las opciones tengamos hecho un presupuesto. Saber cuánto dinero puedes gastarte va a ayudarte a saber si has de optar a pavimento cerámico de pasta roja o porcelánico, siendo la pasta roja el apto para presupuestos más bajos y el porcelánico el más recomendado.

Siendo el porcelánico el más recomendado, os contamos cuáles son sus características principales:

  • ¿Cómo es el tiempo en la zona en la que vives? Una de las primeras cosas que has de tener en cuenta es si vives en una zona fría y con heladas. Los suelos porcelánicos son los idóneos para estas ubicaciones ya que casi no absorben nada de agua, lo que implica que resisten a las heladas ni se rompen con un exceso de agua.
  • Es la opción de pavimento que aporta mayor dureza y resistencia, siendo apto para las zonas de gran tránsito, de vehículos o materiales pesados, a la par que es muy resistente a los impactos. Por ello, es uno de los tipos de suelo más recomendados para las zonas de aparcamiento.
  • Si estás buscando un pavimento para las zonas de exterior descubiertos, tipo piscina o jardín, se recomienda utilizar un pavimento con acabado antideslizante. Si buscas un pavimento para una terraza techada pero abierta, opta por un pavimento con acabado liso que es más fácil de limpiar.

Para los presupuestos más ajustados está el pavimento de pasta roja, que es un poco más económico que el anterior. Se recomienda utilizarlo en zonas que sufran de grandes heladas, pues no son antihielo, que sean de tránsito moderado y podréis escoger -siguiendo las indicaciones anteriores- entre antideslizante y liso.

Ambos tipos de pavimentos son fáciles de limpiar y de mantener si se siguen las indicaciones señaladas anteriormente. En el caso de los suelos de pasta roja, si son esmaltados, veréis que también es fácil quitarles las manchas que puedan aparecer con el uso.

Otros suelos que pueden interesarte

Además de las características que hemos mencionado anteriormente, el pavimento porcelánico destaca por la gran variedad de diseños que podéis encontrar actualmente en tienda. Lo podéis encontrar de multitud de colores, acabados e incluso con efectos de imitación de otros materiales sin perder estas ventajas que lo hacen ser tan recomendado. Pero, si estáis buscando otras opciones, os compartimos tres tipos de suelos:

  • Césped artificial: Desde hace unos años se ha convertido en una opción más a la hora de escoger un tipo de suelo. Las ventajas que aporta son más a nivel estético que a nivel práctico, puesto que al tratarse de césped suele generar una sensación de mayor viveza allá donde se ubique. Se suele utilizar mayormente en zonas de patios, alrededor de la piscina, lugares de juego infantil o en terrazas cerradas que quieren simular una zona exterior. Antes de comprarlo, mirad cuáles son sus características de resistencia, dureza y mantenimiento.
  • Madera: este material siempre aporta un aire cálido, acogedor y natural a cualquier estancia. No ese tan frecuente utilizar la madera para una zona de exterior, como podría ser una terraza abierta, ya que se daña y reacciona a los cambios de humedad o al sol. Entonces, si te gusta esta opción más rústica, te recomendamos que le eches un vistazo al suelo porcelánico de imitación madera.
  • Piedra: un material que puedes usar en tu terraza o en las zonas de exterior sin miedo es la piedra. Tenéis diferentes tipos y estilos pero con todos vais a conseguir un toque 100% rústico. Puedes combinarlo con otros materiales para que no quede recargado, al igual que puedes encontrar porcelánico de imitación. Esto ya va en cuestión de gustos y presupuestos.
5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar