Escrito por

Platos de ducha, la mejor solución para 2019

Una de las reformas más habituales que podemos hacer en el baño es el cambio de bañera por plato de ducha. En este artículo, os vamos a mostrar qué aspectos son necesarios para la instalación y cuáles son las ventajas de este cambio.

Ventajas de poner un plato de ducha

La bañera siempre ha tenido un gran atractivo, pero también tiene algunas desventajas que son importantes tenerlas en cuenta; al igual que los platos de ducha cada vez han ido ganando más adeptos.

A continuación, os contamos cuáles son las ventajas principales de instalar un plato de ducha en vuestro baño:

  • Ganas espacio. La instalación de un plato de ducha con sus mamparas correspondientes suele aportar mayor sensación de espacio a un baño. No sólo es que ocupe menos espacio que una bañera, es que también genera una mayor sensación de amplitud y de continuidad a nivel perceptivo. Por ello, la instalación de platos de ducha está muy recomendada para los baños pequeños y también para las grandes estancias.
  • Comodidad y seguridad. Un plato de ducha es cómodo y seguro para cualquier edad, aunque sí tenemos que deciros que se convierte en un imprescindible cuando hablamos de personas mayores o con movilidad reducida. Decimos que es una de las opciones más cómodas ya que los platos de ducha se encuentran a la misma altura que el suelo, por lo que no hay que elevar la pierna para acceder al interior ni preocuparse por no mantener el equilibrio en el proceso.
  • Baño de diseño. El cambio de bañera por el plato de ducha es la oportunidad perfecta para redecorar el baño con muy poco. No solo podéis escoger diferentes materiales para vuestro plato de ducha, también podéis escoger diferentes diseños de mampara con los que crear una estancia de diseño personalizado, puesto que las vais a encontrar decoradas con diferentes motivos.
  • Ahorro de dinero. El hecho de tener un plato de ducha hace que sea más probable reducir el gasto de agua que si uno utiliza la bañera. A su vez, tenemos que deciros que la gran variedad de platos de ducha hace que uno pueda encontrar una opción a precios asequibles para cada bolsillo.

Consejos para para la elección de un plato de ducha

La instalación de un plato de ducha, o lo que viene a ser el cambio de bañera por plato de ducha, es una reforma qué se hace con mucha frecuencia, por lo que resulta sencillo poder encontrar profesionales de calidad a precios competitivos. Por otra parte, es importante tener en cuenta que es una reforma del baño que no va a llevar mucho tiempo de trabajo, por lo que no es una gran obra.

Algunos detalles que podéis mirar con tiempo para crear el baño deseado son:

  • Tipo de material del plato de ducha: En la actualidad podéis encontrar una gran variedad de materiales para vuestros platos de ducha, por lo que os recomendamos que miréis no sólo el diseño si no las ventajas que os ofrece cada uno de ellos. Tres opciones que os adelantamos son los platos de ducha de resina, de porcelana y los acrílicos.
  • Platos de ducha a medida. En la actualidad puedes encontrar una gran variedad de marcas de platos de ducha con medidas estandarizadas, pero también podéis optar por platos de ducha hechos a medida. Incluso, podéis comprar platos online, pudiendo ver las características de cada uno y haciendo una comparativa de precios.
  • Tipos de mampara. Ya no sólo se trata de seleccionar el tipo de opacidad que queréis para vuestra mampara o si la queréis lisa o decorada, sino también tener en cuenta el tipo de apertura de la puerta. Podéis escoger entre abatible, corredera, pivotante, o plegable.

Si tenéis en cuenta toda la información que os hemos aportado en este artículo para vuestro cambio de bañera por plato de ducha, vais a ver que os va a resultar una reforma mucho más sencilla y menos costosa de llevar a cabo.