Escrito por

Construir un Mini estanque

Con pocas cosas y poco gasto se puede crear un ecosistema acuático en el jardín, para poder disfrutar de un rincón fresco y agradable. El recipiente debe ser grande, se puede reciclar algo que ya se tenga, como una cuba de madera, una bañera galvanizada en desuso, un viejo recipiente de animales, u otro que sirva para el mini-estanque.


Al recipiente hay que forrarlo con una lámina especial para estanque, de un grosor entre 3 a 5 mm.
Después de tener el recipiente, se debe buscar el lugar, que sea soleado, pero al mismo tiempo fresco, debe estar lejos de los árboles, sobretodo de hojas caducas.
Después de tener el mini-estanque pronto, se deben crear distintos niveles con bloques de piedras, que cubran todo el fondo.
Las cestas de plantación se ponen sobre las piedras, dejando adelante las más bajas y las más altas más atrás. La tierra de las cestas de plantación se cubre con gravilla. Cuando se va a llenar el estanque, se debe poner agua del grifo o de lluvia, pero no se debe poner con la manguera, porque con la fuerza desarregla lo que se ha puesto anteriormente.