UP

-     Escrito por admin

Decorar con Porcelana Rusa

Dmitry Vinogradov fue quién descubrió la fórmula de la porcelana rusa. En 1736 fueron algunos trabajadores entre ellos Dmitry a estudiar sobre porcelana a Alemania, después de ocho años volvieron, para trabajar en Rusia.

La hija de Pedro el Grande, la emperatriz Elizabeth fundó la Primera Fábrica de Porcelana de San Petersburgo y fue Dmitry el encargado. La fórmula le llevó cuatro años descubrirla y perfeccionarla doce años más, hasta su muerte.
Esa fórmula era un secreto de estado, Dmitry, permaneció encadenado junto al horno, en una habitación sin salir. Fue el primero que hizo un oso de porcelana y lo pintó a mano. Su muerte fue un misterio, nadie supo nada, ni donde estaba enterrado. Su nombre fue olvidado pero sus porcelanas no.
En 1917 fue llamada “Fábrica Imperial”, de la dinastía Románov, realizando trabajos para la familia imperial y su corte.
En 1925 fue dado el nombre de Lomonosov, a la fábrica, desde entonces los mejores escultores y pintores trabajan en ella, con los esbozos de Malevich y Kandinsky, elaboraban las piezas como las originales.

Siguen trabajando y estudiando fórmulas para mejorarla. En 1980 descubrieron una porcelana que por su delicadeza la llamaron “cáscara de huevo”, parece muy frágil pero es más resistente, tiene un hermoso sonido, junto con una blancura sin igual. Ese año ganaron el Gran Premio de Estado a la Ciencia y a la Tecnología. Esos hermosos ejemplares se exponen en San Petersburgo, Alemania y Francia. Los maestros rusos cuando hacen y pintan a mano las piezas, lo hacen de corazón, combinando lo antiguo con lo moderno, siendo muy solicitados en Europa, Asia y América. Vajillas, juegos de té, café, detalles de mesa y muchos adornos se importan directamente desde San Petersburgo.
En el 2003 España comenzó a importarlas, siendo muy requeridas para decoraciones suntuosas .

Compártelo!

BlogDecoraciones

Newsletter